Ah, ¿y entonces la Continuidad de Negocio?

Si, no se nos había olvidado hablarte de Continuidad de Negocio 🙂

Aunque pueda parecer increíble, este campo es aún más desconocido y poco comprendido en las empresas y para el público en general que la Seguridad de la Información.

¿Por qué? Porque al contrario que la Continuidad de Negocio, la Seguridad está presente en los medios de comunicación en forma de noticias sobre ataques de hackers, datos personales abandonados en la calle, iniciativas de los gobiernos de diferentes países en la materia, etc. Esto ha hecho a la Seguridad de la Información más “popular” porque las noticias son casi continuas y muchas veces impactantes (y como sabemos, eso a los medios de comunicación les encanta).

Así que no es raro que cuando alguien te pregunta en qué trabajas y le contestas que en Continuidad de Negocio, ponga cara de poker y te diga: “Ah, si, en que el negocio vaya bien, ¿no?” Pues… no exactamente. Otras personas te dicen: “Si, desarrollo de negocio, ¿no?” Pues… tampoco. Pero si lo pensamos un poco, esas preguntas no estarían tan desencaminadas.

La Continuidad de Negocio, ahora si, es la disciplina cuyo objetivo principal es que cuando una empresa sufre un incidente que le impide seguir con su trabajo, pueda reanudar lo antes posible su actividad al mismo nivel al que lo hacía antes del incidente.

Si la comparamos con la Seguridad de la Información y con lo que comentábamos en las entradas sobre su origen en tiempos muy antiguos a través del secreto, la Continuidad de Negocio es más “joven”. El hombre primitivo bastante tenía con sobrevivir, ese era su único “negocio”. Pero incluso en este importante negocio ya tomaba ciertas medidas de Continuidad, porque sabía muy bien que si no, el resultado era fatal para él.

Y así, el hombre primitivo decidió hacerse agricultor para dejar de ser cazador-recolector. Es decir, fundamentó su supervivencia el concepto de previsión. Es este concepto, para nosotros, el más importante en Continuidad de Negocio, como iremos descubriendo a lo largo del blog.

Así que, a grandes rasgos, la Continuidad de Negocio se encarga de prever qué eventos podrían interrumpir la actividad normal de una empresa u organización, y de prever asimismo qué se va a hacer si uno de esos eventos o incidentes llega a producirse. Para ello, analiza y estudia las diferentes opciones en función de las capacidades y recursos disponibles de cada empresa en particular.

En las entradas del blog en las que hablemos de Continuidad de Negocio iremos viendo en detalle los elementos y aspectos fundamentales de esta interesante disciplina. Un campo en el que sin duda queda mucho camino por recorrer y que cada vez demanda más y más profesionales que las empresas y las entidades públicas están incorporando a sus plantillas. ¿Quieres ser tú uno de ellos?

Leave A Comment