Diccionario LOPD: Ampliando las definiciones de la Ley y el Reglamento

  • Diccionario LOPD

Bienvenido al Diccionario LOPD. En él encontrarás mucho más que las definiciones que contienen la Ley y el Reglamento que la desarrolla, y además explicado para seres humanos 🙂

¿Qué te va a aportar este diccionario que no puedas conseguir con las definiciones que ya recogen tanto la Ley como el Reglamento de Protección de Datos?

Fundamentalmente, entender esas definiciones (y unas cuantas más).

Las leyes no siempre se hacen para el público en general. Esto en nuestra opinión es un error, porque no ayudan en nada que todos podamos cumplir con la Ley sin necesidad de acudir a un experto. Esto es bueno para esos expertos (como nosotros), y es legítimo que así sea, pero no para ti cuando no puedes pagar a ese experto.

Por tanto, se hacía necesario contar con un Diccionario LOPD un poco más amigable y con explicaciones más sencillas.

En esta sección del blog podrás consultar todos los términos del apartado Definiciones de la Ley y del Reglamento. También podrás acceder a muchos más que hemos añadido por considerarlos imprescindibles.

¿Qué definiciones contiene la Ley Orgánica de Protección de Datos?

La LOPD, en su artículo 3, recoge las siguientes definiciones:

  • Datos de carácter personal: cualquier información concerniente a personas físicas identificadas o identificables.

  • Fichero: todo conjunto organizado de datos de carácter personal, cualquiera que fuere la forma o modalidad de su creación, almacenamiento, organización y acceso.

  • Tratamiento de datos: operaciones y procedimientos técnicos de carácter automatizado o no, que permitan la recogida, grabación, conservación, elaboración, modificación, bloqueo y cancelación, así como las cesiones de datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y transferencias.

  • Responsable del fichero o tratamiento: persona física o jurídica, de naturaleza pública o privada, u órgano administrativo, que decida sobre la finalidad, contenido y uso del tratamiento.

  • Afectado o interesado: persona física titular de los datos que sean objeto del tratamiento a que se refiere el apartado c) del presente artículo.

  • Procedimiento de disociación: todo tratamiento de datos personales de modo que la información que se obtenga no pueda asociarse a persona identificada o identificable.

  • Encargado del tratamiento: la persona física o jurídica, autoridad pública, servicio o cualquier otro organismo que, sólo o conjuntamente con otros, trate datos personales por cuenta del responsable del tratamiento.

  • Consentimiento del interesado: toda manifestación de voluntad, libre, inequívoca, específica e informada, mediante la que el interesado consienta el tratamiento de datos personales que le conciernen.

  • Cesión o comunicación de datos: toda revelación de datos realizada a una persona distinta del interesado.

  • Fuentes accesibles al público: aquellos ficheros cuya consulta puede ser realizada, por cualquier persona, no impedida por una norma limitativa o sin más exigencia que, en su caso, el abono de una contraprestación.

Como ves, se trata de un catálogo no muy extenso de definiciones. Además, es probable que no te queden del todo claras si no estás muy puesto en Protección de Datos.

No te preocupes, para eso tienes el Diccionario LOPD que puedes consultar cuando quieras.

¿Y el Reglamento?

Por su parte, el Reglamento de la LOPD añade numerosas definiciones a las que recoge la Ley.

El Real Decreto 1720/2007, por el que se aprobó el Reglamento, es varios años posterior a la Ley. Por ello, a la vista de las carencias que tenía la LOPD, se incluyeron en él nuevas definiciones.

Así, el artículo 5 del Reglamento define los siguientes términos adicionales:

  • Cancelación: procedimiento en virtud del cual el responsable cesa en el uso de los datos. La cancelación implicará el bloqueo de los datos, consistente en la identificación y reserva de los mismos con el fin de impedir su tratamiento excepto para su puesta a disposición de las Administraciones públicas, Jueces y Tribunales, para la atención de las posibles responsabilidades nacidas del tratamiento y sólo durante el plazo de prescripción de dichas responsabilidades. Transcurrido ese plazo deberá procederse a la supresión de los datos.

  • Dato disociado: aquél que no permite la identificación de un afectado o interesado.

  • Datos de carácter personal: cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables.

  • Datos de carácter personal relacionados con la salud: las informaciones concernientes a la salud pasada, presente y futura, física o mental, de un individuo. En particular, se consideran datos relacionados con la salud de las personas los referidos a su porcentaje de discapacidad y a su información genética.

  • Destinatario o cesionario: la persona física o jurídica, pública o privada u órgano administrativo, al que se revelen los datos.

  • Encargado del tratamiento: la persona física o jurídica, pública o privada, u órgano administrativo que, solo o conjuntamente con otros, trate datos personales por cuenta del responsable del tratamiento o del responsable del fichero, como consecuencia de la existencia de una relación jurídica que le vincula con el mismo y delimita el ámbito de su actuación para la prestación de un servicio.

  • Exportador de datos personales: la persona física o jurídica, pública o privada, u órgano administrativo situado en territorio español que realice, conforme a lo dispuesto en el presente Reglamento, una transferencia de datos de carácter personal a un país tercero.

  • Fichero: todo conjunto organizado de datos de carácter personal, que permita el acceso a los datos con arreglo a criterios determinados, cualquiera que fuere la forma o modalidad de su creación, almacenamiento, organización y acceso.

  • Ficheros de titularidad privada: los ficheros de los que sean responsables las personas, empresas o entidades de derecho privado, con independencia de quien ostente la titularidad de su capital o de la procedencia de sus recursos económicos, así como los ficheros de los que sean responsables las corporaciones de derecho público, en cuanto dichos ficheros no se encuentren estrictamente vinculados al ejercicio de potestades de derecho público que a las mismas atribuye su normativa específica.

  • Ficheros de titularidad pública: los ficheros de los que sean responsables los órganos constitucionales o con relevancia constitucional del Estado o las instituciones autonómicas con funciones análogas a los mismos, las Administraciones públicas territoriales, así como las entidades u organismos vinculados o dependientes de las mismas y las Corporaciones de derecho público siempre que su finalidad sea el ejercicio de potestades de derecho público.

  • Fichero no automatizado: todo conjunto de datos de carácter personal organizado de forma no automatizada y estructurado conforme a criterios específicos relativos a personas físicas, que permitan acceder sin esfuerzos desproporcionados a sus datos personales, ya sea aquél centralizado, descentralizado o repartido de forma funcional o geográfica.

  • Importador de datos personales: la persona física o jurídica, pública o privada, u órgano administrativo receptor de los datos en caso de transferencia internacional de los mismos a un tercer país, ya sea responsable del tratamiento, encargada del tratamiento o tercero.

  • Persona identificable: toda persona cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, mediante cualquier información referida a su identidad física, fisiológica, psíquica, económica, cultural o social. Una persona física no se considerará identificable si dicha identificación requiere plazos o actividades desproporcionados.

  • Procedimiento de disociación: todo tratamiento de datos personales que permita la obtención de datos disociados.

  • Responsable del fichero o del tratamiento: persona física o jurídica, de naturaleza pública o privada, u órgano administrativo, que sólo o conjuntamente con otros decida sobre la finalidad, contenido y uso del tratamiento, aunque no lo realizase materialmente.

  • Tercero: la persona física o jurídica, pública o privada u órgano administrativo distinta del afectado o interesado, del responsable del tratamiento, del responsable del fichero, del encargado del tratamiento y de las personas autorizadas para tratar los datos bajo la autoridad directa del responsable del tratamiento o del encargado del tratamiento.

  • Transferencia internacional de datos: tratamiento de datos que supone una transmisión de los mismos fuera del territorio del Espacio Económico Europeo, bien constituya una cesión o comunicación de datos, bien tenga por objeto la realización de un tratamiento de datos por cuenta del responsable del fichero establecido en territorio español.

  • Tratamiento de datos: cualquier operación o procedimiento técnico, sea o no automatizado, que permita la recogida, grabación, conservación, elaboración, modificación, consulta, utilización, modificación, cancelación, bloqueo o supresión, así como las cesiones de datos que resulten de comunicaciones, consultas, interconexiones y transferencias.

Como comentábamos antes, el Reglamento introduce muchas nuevas definiciones y amplía algunas de las que recoge la Ley. Se notan claramente los años transcurridos desde la publicación de ésta y el intento de aclarar en el Reglamento los conceptos que más dudas habían ido generando.

Probablemente te haya parecido extensa la lista de definiciones que incluye el Reglamento.

Pues debemos decirte que no se acaba aquí, nos queda por ver un “paquete” adicional. En él se definen varios términos relativos a las medidas de seguridad que debemos implementar sobre los datos personales.

Leave A Comment